ENTREVISTA A PAUL BONNEFOY, JEFE DE LA SECCIÓN ECONÓMICA Y COMERCIAL DE LA DELEGACIÓN DE LA UNIÓN EUROPEA EN EL PERÚ

1 - ¿Cómo valora el acuerdo comercial entre Perú y la UE y que puede suponer exactamente en términos de oportunidades, tanto para UE como para Perú?

El Acuerdo comercial entre Perú y la Unión Europea, que entró en vigencia el 1º de marzo de este año, marca una etapa importante en nuestras relaciones económicas y comerciales. La UE es uno de los principales socios comerciales del Perú, el primer destino de sus exportaciones, y la principal fuente de inversión extranjera. Para Perú se abren oportunidades de expansión del comercio con el mayor mercado del mundo. El acuerdo establece un acceso preferencial recíproco, seguro y permanente para exportadores peruanos a la UE, mejorando las preferencias que daba el sistema SGP – al que Perú habría de todos modos perdido su derecho por haber alcanzado un nivel de ingreso más alto.

Para la UE, además de las oportunidades de comercio e inversión que se abren con una economía tan dinámica como la del Perú, el acuerdo con Perú y Colombia también es importante en el contexto de las relaciones con América Latina. Es nuestro tercer acuerdo en la región (junto con México y Chile), y señala una fuerte convergencia de nuestras políticas comerciales y de apertura económica, particularmente notable en época de crisis, cuando suelen aparecer amenazas de proteccionismo.

El acuerdo en sí tiene muy amplia cobertura, liberaliza y regula el comercio de mercancías y las reglamentaciones que lo afectan – tales como reglas de origen, temas aduanales, normas técnicas, medidas sanitarias – pero también abre sustancialmente los intercambios de servicios, la inversión directa, las compras públicas, y establece reglas comunes en temas como los derechos de propiedad intelectual, las políticas de competencia, los derechos laborales, la protección del medio ambiente.

Quizá tan importante como la liberalización de los flujos comerciales, el acuerdo contribuye a establecer una relación económica y comercial transparente, previsible y jurídicamente segura, esencial para la expansión del comercio y de la inversión.

2 - ¿Qué sectores serán los más beneficiados en la UE con el acuerdo? ¿Y cuáles en Perú?

El acuerdo cubre todos los sectores económicos; prácticamente las exclusiones son mínimas, lo que significa que las oportunidades son muy diversas para ambas partes, y mucho dependerá del aprovechamiento por las empresas de ambas partes.

La UE ya es uno de los principales proveedores del Perú en productos industriales, especialmente maquinarias y medios de transporte, lo que el acuerdo sin duda reforzará. Pero también se crean oportunidades nuevas o mejoradas en el sector agroalimentario, por ejemplo para productos de calidad y específicamente europeos, muchos de ellos protegidos por indicaciones geográficas que también cubre el acuerdo. Y no dudo que las empresas europeas sabrán aprovechar plenamente las aperturas importantes y la seguridad que trae el acuerdo en comercio de servicios, en inversión y en acceso a mercados públicos, por ejemplo de infraestructuras.

Para el Perú el acuerdo mejora como he dicho antes las preferencias del SGP, especialmente para productos agrícolas no tradicionales en que se eliminan la mayor parte de los aranceles. Incluso para productos tradicionalmente protegidos en la UE, tales como bananos, arroz, azúcar, carnes o lácteos, el acuerdo reduce aranceles o establece contingentes significativos y crecientes de año en año. Fuera de la agricultura, el acuerdo ya eliminó totalmente y desde el primer día todos los aranceles en la UE sobre los productos industriales y de la pesca. Todo esto les da a los exportadores peruanos una ventaja inmediata y sustancial de acceso al mercado europeo.

Además de lo anterior, es importante señalar que la economía peruana se beneficiará del acuerdo no solo por las exportaciones sino también por la importación de bienes y servicios de calidad y a mejor precio, con frecuencia necesarios para el desarrollo de la industria nacional, y también por la atracción de inversión europea que contribuye a generar crecimiento económico, empleos y transferencias de tecnologías.

3 - En concreto, ¿qué oportunidades encuentra para las empresas españolas con la implementación del acuerdo?

En principio, las empresas españolas encontrarán en el acuerdo las mismas oportunidades que las de cualquier otro Estado miembro de la UE. Sin embargo, por la presencia y relaciones que ya han alcanzado en el Perú, como en otros países de América Latina, creo que las empresas españolas están de hecho desde ya en mejor posición que otras empresas europeas para aprovechar rápida y eficazmente las oportunidades del acuerdo. Claro que si el acuerdo funciona bien, esta ventaja inicial se irá reduciendo, aunque sin duda algo subsistirá durablemente por la proximidad lingüística y cultural.

Posiblemente esta mayor facilidad para aprovechar el acuerdo podría incluso jugar en ambos sentidos, o sea no solo en Perú sino también las empresas españolas pueden ser socios privilegiados de empresas peruanas que busquen extender sus negocios y su presencia en toda la UE a partir de una primera relación en España.

4 - ¿Qué podemos esperar del seminario – taller convocado para difundir las ventajas y oportunidades del acuerdo para los días 10 y 11 de junio en Lima?

El objetivo central del seminario que estamos organizando en Lima los días 10 y 11 de junio es dar a conocer el acuerdo, en especial a las empresas. Ahora que el acuerdo está en vigencia, lo esencial es aprovecharlo, es decir convertir el texto en negocios concretos. Esa es la tarea de los actores económicos, pero para eso se necesita información sobre el contenido del acuerdo y las oportunidades que genera. Esa información es la que intentamos brindar con el seminario, y para eso contaremos con funcionarios de la Comisión Europea y de organismos públicos del Perú, conocedores de los detalles del acuerdo, y también con representantes de gremios y de empresas que nos darán una visión más operacional.

Es interesante notar que en Perú el acuerdo es bastante bien conocido y apreciado: según una encuesta IPSOS reciente, cerca de la mitad de la población ha oído hablar del acuerdo, y 75% de ellos consideran que tendrá un impacto favorable para el Perú. De manera que la información adicional que ahora se necesita no es básica y general sino precisa y específica, por lo que será importante el seminario como espacio para preguntas y debates temáticos, especialmente en las mesas sectoriales del segundo día.

5 - ¿Cuál papel considera que juegan las Cámaras binacionales en esta coyuntura?

En el mismo sentido que el seminario, las cámaras europeas binacionales están en una posición ideal para difundir información precisa a sus miembros y apoyarlos con su conocimiento de los mercados y con oportunidades de desarrollar relaciones de negocios. La promoción de oportunidades de comercio e inversión jugará un rol decisivo en el aprovechamiento del acuerdo, sobretodo en su fase inicial.

Las cámaras también pueden ayudar a facilitar los contactos entre las empresas y las autoridades en el Perú y en la UE, en coordinación con los servicios comerciales de las Embajadas y de la Delegación de la UE. Esto podrá ser en particular muy útil para conocer y en su caso resolver los problemas de acceso a mercados o de interpretación del acuerdo que vayan a ir encontrando las empresas en su práctica concreta de los negocios entre la UE y Perú.

6 - ¿Qué otros planes tiene la consejería comercial de la Delegación de la UE en Perú?

La sección económica y comercial de la Delegación de la UE en Perú se abrió en diciembre pasado, o sea poco antes de la entrada en vigencia del acuerdo comercial. El seguimiento de la implementación del acuerdo es evidentemente nuestra principal tarea. Ello significa en primer lugar una buena coordinación con las autoridades peruanas, para agilizar el buen funcionamiento institucional del acuerdo, asegurar el pleno cumplimiento de todos los compromisos y ayudar a resolver los problemas de acceso a los mercados que pudieran existir o ir apareciendo.

Pero al mismo tiempo quisiéramos apoyar a las empresas, principalmente las europeas que tienen negocios con Perú, para obtener el mejor aprovechamiento del acuerdo. Para eso necesitamos una estrecha colaboración con las embajadas de los Estados miembros y las cámaras de comercio binacionales. Esta colaboración es esencial para ser eficientes, porque como las actividades de promoción comercial no son competencia de la UE sino nacional, la Delegación de la UE tiene pocos contactos directos con las empresas. La Delegación de la UE tiene una labor esencialmente complementaria de la de las embajadas y cámaras de los Estados miembros, para alcanzar hacia el objetivo común de desarrollar las relaciones económicas y comerciales entre la UE y el Perú.